Gato Bosque de Noruega

El gato Bosque de Noruega es una raza mística, considerada inicialmente como el gato de las hadas. Es el felino de los vikingos, tan habitual y amado en el norte de Europa que es una musa recurrente en varias historias y mitos urbanos noruegos. Aunque se estima que tiene entre 1.000 y 2.000 años de antigüedad, su mitología sigue viva hasta nuestros días.

Características principales

Los gatos del bosque noruego son enormes, robustos y fuertes. Los machos mayores pesan entre 5,5 y 7,5 kg, y las hembras entre 3,5 y 4,5 kg. Los antiguos mitos noruegos describían el volumen del gato como algo tan colosal que no los poderosos dioses podían levantarlo. Una de esas historias sugería que Thor, el Dios del Trueno e hijo de Odín, el Padre de todos, perdió un certamen de fuerza contra Jormungand, la serpiente hijo de Loki, el Dios de las travesuras. ¿Y cómo ganó Jormungand? Se disfrazó nada menos que de Bosque de Noruega, ¡por supuesto!

Esta raza natural, originaria del norte de Europa, está adaptada a un clima muy frío. Están bien protegidos del agua y la nieve con su doble cubierta aislante e impermeable. “Si en algún momento hubo un gato constituido para ajustarse a su ámbito, es el Gato de los Bosques de Noruega. Se ha creado durante varios años de selección natural hasta transformarse en una raza con la capacidad de subsistir a los largos y duros inviernos de Noruega. – La Organización de Novatos apasionados a los Gatos (CFA)


Aunque acostumbran identificarse por su pelaje medio-largo de color blanco atigrado, los gatitos noruegos se muestran en todos los colores y patrones probables, excepto el chocolate, el lila, el leonado y el canela. La raza se distingue de forma sencilla por sus enormes ojos almendrados, su cabeza con apariencia de triángulo y su perfil recto desde el borde de la ceja hasta la punta de la nariz. Sus enormes orejas son anchas en la base y de inserción alta con un mechón en la parte de arriba. Las orejas y los dedos del pie empenachados sirven como orejeras y botas para contribuir a asegurar al gato contra el frío y la humedad.

Orígenes del Gato Bosque de Noruega

El gato Bosque de Noruega tiene un origen místico, que se estima que tiene entre 1000 y 2000 años de antigüedad. Servidos como “ratones” en sus barcos y huertas, eran los gatos guerreros de los poderosos vikingos. Aunque es seguramente la raza nació en Noruega, hay dos teorías sobre quiénes son sus reales antepasados. Una teoría recomienda que sus antepasados son gatos blancos y negros de pelo corto traídos de Enorme Bretaña cruzados con gatos de pelo extenso traídos por los cruzados.

Otra teoría asegura que los ancestros son gatos de la selva siberiana traídos de Rusia y angoras turcos de Turquía. En cualquier situación, fue Carl Fredrik Nordane, un aficionado noruego a los gatos, el primero en comenzar el registro de estos bellísimos felinos como raza felina oficial. La raza fue al final registrada en Europa en los 70s, y en la Organización De america de Novatos apasionados a los Gatos en 1994.

Personalidad

El gato Bosque de Noruega es amistoso, sociable e independiente. Aunque aprecian bastante la compania de sus humanos preferidos, les agrada conservar las cosas en sus propios condiciones. Tienen la posibilidad de ser gatos falderos, pero sólo cuando, donde y con quien quieran acurrucarse. A estos gatitos les gusta mucho investigar y son increíbles escaladores. Si se les deja vagar libremente, acostumbran a transformarse en cazadores muy eficaces. Un árbol torre para estirarse, varios juguetes y/o una cama alta van a ser de gran impulso para estos gatitos. Los gatos del bosque tienen un carácter relajado y acostumbran a llevarse realmente bien con los humanos y otros animales domésticos.

Gato de los bosques de Noruega cachorro

Salud y cuidados

Aunque generalmente es fuerte y saludable, se han registrado algunos inconvenientes de salud en la raza. Según (Burke, 2005), se han visto patologías renales y cardíacas. Algunos estudios publicados además han reconocido que el gato Bosque de Noruega tiene más probabilidades de sufrir diabetes mellitus (Cooper RL et al, 1997-2007) (Ohlund M et al, 2015).

En un trabajo de investigación hecho por Fyfea et al en 2007, se identificó un reordenamiento complejo en la enzima de ramificación del glucógeno (GBE1) en esta raza. Este reordenamiento puede provocar un colapso hipoglucémico perinatal y una degeneración neuromuscular de inicio juvenil tardío en la patología por alojamiento de glucógeno tipo IV en la raza (Fyfea J. C. et al, 2007). Además se conoce que la raza padece displasia de cadera (Eldredge, 2003), una patología extraña y medianamente hereditaria de la articulación de la cadera.

Su esperanza de vida tiende a ser de unos 14-16 años. Conociendo su tamaño, requieren más comida que la mayor parte de las razas domésticas. Consulta con un veterinario y encuentra el alimento de manera específica diseñado de acuerdo con la edad, el volumen, el estado de salud y la actividad de su gato Bosque de Noruega. Es considerable que lo que coma su gato responda totalmente a todas sus pretensiones alimenticias. Para evadir la obesidad, se sugiere dosificar su alimento en dos comidas medidas al día.

Los gatos de los Bosques de Noruega además requieren un aseo regular (al menos semanal). El aseo regular garantizará que su hermosa mascota tenga un pelaje brillante y fuerte, músculos tonificados y menos bolas de pelo. El aseo además es una ocasión impecable para controlar las pulgas, garrapatas y otros parásitos, de esta forma como los signos de alergias, bultos, hinchazones y trastornos de la piel.

el Gato Bosque de Noruega es muy social e independiente

Si tu gato Bosque de Noruega no responde bien al acicalamiento, intente entrenarlo para que acepte la rutina asociando la vivencia con algo interesante y placentero. Para eso, sólo puede asearlo cuando los dos estén relajados y hablarle con suavidad y tranquilidad. Haz que las sesiones sean cortas al inicio, y prolóngalas mientras el gato se vaya acostumbrando. No olvides recompensar su accionar con sus golosinas preferidas.

La mitología que hay detrás de su ronroneo

A menudo descritos como “el gato salvaje místico de los cuentos de hadas”, el gato Bosque de Noruega fue seguido por cuentos mágicos desde los primeros tiempos. Según las leyendas mágicas que hemos desenterrado, una alguna mística sigue rodeando al gato hasta nuestros días:

1. El gato Bosque de Noruega era el preferido de Freya. La mitología nórdica (mitología de los pueblos germánicos del norte), asegura que la raza era el tipo preferido de Freya, la diosa del amor, la hermosura, la fertilidad y la salud. Comúnmente se la representaba con gatos de los Bosques de Noruega jugando o durmiendo la siesta a su alrededor, o llevándola en su carro. Los granjeros creían que si Freya pasaba por sus campos, haría que sus cosechas brotaran y crecieran.

Los que dejaban leche para los gatos de Freya serían bendecidos con una cosecha exuberante. Como Freya era la diosa del amor, la multitud además suponía que las chicas que amaban a los gatos poseían más opciones de casarse y tener un matrimonio feliz. Dar de comer a un gato terminantemente traería sol en el día de la boda, y regalar gatos a la feliz pareja representaba buena suerte.

2. Thor, el Dios del Trueno, no podía alzar un Bosque de Noruega. Como ya se ha citado, una de las reconocidas leyendas que siguen al gato es aquella donde Thor, el Dios más fuerte de todos, perdió un certamen de fuerza contra Jormungand, que vino disfrazado de gato del Bosque de Noruega.

Gato de los bosques de Noruega en la nieve

3. Son gatos hada que habitan en las montañas.. Otros mitos noruegos describen drásticamente a este glorioso felino como el “gato que habita en las montañas y que tiene la aptitud de escalar paredes pedregosas escarpadas que otros gatos no podrían conseguir”. Raramente, los gatos de los bosques noruegos son populares por sus garras excepcionalmente fuertes y su aptitud para escalar rocas. Era esperable que hayan inspirado historias tan capaces.

4. Tienen la posibilidad de espantar a los trolls… Érase una vez, un granjero se encontraba festejando una comida de Navidad con un grupo de trolls. Un vagabundo y su oso mascota se acercaron a pasar la noche a lo largo de el banquete. Uno de los trolls, suponiendo que el oso era el gato del vagabundo, le recomendó a la bestia algo de comida. Pero la bestia soltó un gruñido alarmante. Como a los trolls les aterrorizan los truenos, todos huyeron, temiendo siempre a los gatos. Otros cuentos describen a el gato Bosque de Noruega convirtiéndose en trolls y a los trolls convirtiéndose en gatos.

Datos sobre el gato Bosque de Noruega

1. Es el gato nacional de Noruega. Era esperable que los gatos de los Bosques de Noruega sean el gato nacional de su país. Fue designado al “gato vikingo” por el rey Olav V de Noruega (nacido príncipe Alejandro de Dinamarca).

2. Son conocidos bajo diferentes apodos. En Noruega, la raza se conoce comunmente como Norsk Skogkatt (que en noruego significa gato bosque de Noruega), o Norsk granskogkatte ( Gato del bosque de abetos noruegos ). En la literatura, además se relaciona comúnmente con apodos como Gatos Místicos de Cuento, Gatos Vikingos o inclusive Gatos Guerreros. Algunas veces, además son conocidos cariñosamente como “Wegies” ( Wee-jees), un guiño a sus orígenes noruegos.

3. Una vez estuvieron próximo de extinguirse. A lo largo de la Segunda Guerra Mundial, la raza no recibió mucha atención y, debido al mestizaje, estuvo próximo de extinguirse. La histórica raza gato Bosque de Noruega se preservó por medio de un programa oficial de cría desarrollado por el Club del Gato Bosque de Noruega.

a los gatos del bosque de noruega les encanta el cariño

Hay una alguna mística alrededor de la gloriosa raza del gato Bosque de Noruega y sencillamente es imposible ignorar. Fascinados por su encanto, ¡esperamos haberte transmitido algo de la magia a ti también!

Compartir publicación:

RAZAS DE GATOS POPULARES