Gato Egipcio o Mau Egipcio

El gato egipcio es un lindo gato con manchas que se asemeja bastante a los gatos representados en el arte de los antiguos egipcios. El Mau es una raza natural derivada del moderno gato callejero egipcio. Parte del interesante del Mau egipcio es la historia romántica de la raza y la oportunidad de que logre remontar su ascendencia de manera directa a los gatos domesticados por primera oportunidad por los antiguos egipcios.

Historia y origen del gato egipcio

En el antiguo Egipto, hacia el año 4000 antes de Cristo, los pequeños gatos del género Felis iniciaron una extendida e íntima relación con los humanos. El gato doméstico egipcio moderno se asemeja bastante a los gatos representados en el arte egipcio antiguo. Luego de la Segunda Guerra Mundial, se desarrolló la raza Mau Egipcia así como la conocemos actualmente, en los años 90 había criadores en USA, Canadá, Japón y Europa continental.

historia del gato egipcio

Aspecto y color

El gato egipcio es un gato manchado, lindo pero musculoso, popular entre los fanáticos de los gatos por ser el que más rápido se desplaza. Reconocido por sus colores bronce, plata y humo, su patrón de manchas al azar es un sello distintivo de la raza y además puede verse en el color humo. Sus enormes ojos de color verde grosella se sitúan a los dos lados de una ceja horizontal y paralela a la nariz, lo que les adjudica una distintiva mirada “concentrada”.

Personalidad

El gato egipcio es una mascota extraordinaria. Son juguetones, tienen un enorme sentido del humor y aprenden bien a recobrar los juguetes lanzados. Les agrada salir a llevar a cabo ejercicio al aire libre siempre que tengan un ámbito seguro. En el interior, reciben atención y aprecio pasar tiempo con humanos y gatos.

los gatos egipcios son muy sociables

Precauciones

El Mau es muy atlético y preferiría un centro de juegos donde saltar y ejercitarse. El fuerte pelaje corto no suele requerir ser acicalado, pero va a agradecer que se le acaricie con un cepillo de gamuza despacio. Los machos tienden a ser más delicados que las hembras.

Salud

Algunas variedades de gatos egipcios son propensas a las hernias umbilicales, pero esto se soluciona de forma sencilla con la esterilización y no es un inconveniente más grande. Otras variedades dieron positivo en una patología genética llamada deficiencia de piruvato quinasa, que hace anemia. No obstante, hasta la actualidad la patología no se ve tener un encontronazo negativo en la salud del gato egipcio. Las asociaciones de la raza están investigando activamente esta cuestión para lograr asesorar mejor a los dueños.

mau egipcio cachorro

Algunos gatos Mau de Egipto tienen la piel sensible y tienen la posibilidad de padecer varios picores, fundamentalmente cerca de la cabeza y el cuello. Se conoce poco sobre esta condición, pero puede ser ocasionada por las hormonas y comúnmente se calma con la esterilización

Compartir publicación:

RAZAS DE GATOS POPULARES