Gato esfinge o Sphynx

El intrigante gato esfinge ( Sphynx ) jamás deja de levantar reacciones en la multitud y es sin lugar a dudas un tema de conversación entre amantes de los gatos: a varias personas les gusta mucho su apariencia calvo y arrugado, en tanto que a otras no les entusiasma.

El aspecto más distintivo del gato es su falta de pelo. El gato Sphynx es de tamaño medio, con huesos y conformación corporal con un peso asombroso para su tamaño. La forma de la cabeza es una cuña modificada, con pómulos sobresalientes y almohadillas para los bigotes. El cuerpo es cálido y despacio al tacto, con una textura de piel de gamuza. El Sphynx tiene un carácter dulce, es vivaz, capaz y simple de conducir.

Origen e Historia del Gato esfinge

El gato Sphynx nació por primera oportunidad en Ontario, Canadá, en 1966, cuando una gata doméstica de pelo corto blanca y negra llamada Elizabeth dio a luz a una camada de gatitos que integraba un macho sin pelo. Se llamaba Prune y, cuando tuvo la edad bastante, se le volvió a aparear con su madre, lo que dio lugar a una camada de gatitos con pelo y sin pelo, varios de los cuales se exportaron a Europa y adquirieron el nombre de la raza.

En 1988, la primera Sphynx que entró en el Reino Unido que viene de Holanda fue una hembra de 4 años llamada Tulip. Tulip se transformó en una enorme embajadora de la raza y fue expuesta en tres exposiciones del GCCF, donde se ganó la admiración del público. Tulip vivió bastante más de quince años.

Aspecto y colores

A pesar de las apariencias, el Sphynx no es un gato completamente desnudo. Su cuerpo está cubierto de un liviano plumón, que es prácticamente indetectable tanto a la visión como al tacto. La textura de la piel se asemeja a la de un melocotón ardiente o una tela de gamuza. Los gatos esfinge tienen algo de pelo fino sobre el puente de la nariz y en los pies. Además está en la cola y en la parte de atrás de las orejas, de esta forma como en el escroto de los machos. El nivel de pelaje es dependiente de numerosos causantes, como el tiempo, las hormonas y las predisposiciones hereditarias.

al gato esfinge o gato sphynx le encanta arroparse

Su cuerpo es más cálido al tacto que el de otros gatos pero, de todos modos, su temperatura no es más alta. Los Sphynx son muy capaces y se meten debajo de una manta cuando hace frío o encuentran un cuerpo humano cálido, o quiza un perro o gato con el que acurrucarse. Los gatitos esfinge cachorros son muy arrugados, pero mientras se van construyendo, su piel va creciendo, manteniendo algunas de las arrugas, principalmente en la cabeza.

Los Sphynx son gatos de interior, debido a que tienen la posibilidad de quemarse de forma sencilla con el sol y tienen poca habilidad en caso de que se encuentren con un gato peleón en el vecindario. Tienen la posibilidad de salir bajo supervisión y si el tiempo lo facilita, idealmente con un arnés, en un jardín cerrado y seguro o en un corral constituido a tal efecto. Los machos tienden a ser un 25% más comunes que las hembras y hay de todos los colores y diseño.

Personalidad

El gato esfinge es probablemente uno de los gatos más cariñosos, sociables e capaces de todo el mundo. Están en tu cara todo el largo día y son muy “gatos de gente”. Te saludarán, se acurrucarán y dormirán contigo sin que tú poseas nada que decir sobre esto. Hablador, hasta el punto de que les encontráis con una conversación a dos bandas, el gato esfinge odia estar solo y le encanta pasar tiempo jugando con su dueño u otras mascotas.

El Sphynx es muy extrovertido y sus dueños acostumbran describirlo como un duende o un pequeño gracias a su naturaleza inquisitiva e capaz. Les gusta mucho la compania humana y comúnmente se les puede encontrar siguiendo a sus dueños por toda la vivienda. Conviven realmente bien con otros gatos y perros. Como son tan cariñosos, jamás deberían ser el único gato de la vivienda, sino que deberían tener alguna clase de sociedad felina, idealmente otro gato esfinge.

Cuidados del gato esfinge


Como el gato esfinge no tiene pelaje, los aceites corporales no tienen la posibilidad de ser atraídos por el pelaje, pero éstos tienen la posibilidad de eliminarse por medio de el baño, que la mayor parte de los Sphynx parecen gozar. Hay que prestar atención a sus orejas y pies, debido a que tienen la posibilidad de ensuciarse bastante con la cera, pero se limpian de forma sencilla con bastoncillos de algodón (pero se debe tener precaución de no ingresar en el canal auditivo con un bastoncillo).

los gatos esfinge adoran la compania

Los Sphynx macho no son delicados y, en contra a la creencia de la gente, no requieren calor extra; de hecho, esto les va a hacer sudar más. Una cama habitual para gatos con una manta donde logren envolverse es muy aceptable. Las hembras de Sphynx pesan de 2 a 3 kilos y los machos de Sphynx de 3 a 4 kilos. Acostumbran necesitar una ingesta calórica ligeramente mayor a la de otras razas, debido a que su cuerpo se esfuerza todo el tiempo por sostener el calor. Los gatos Sphynx tienen una vida servible de 15 años o más.

Salud

El gato esfinge no es un gato hipoalergénico. Si usted es alérgico a las proteínas de la saliva de un gato, además lo va a ser al Sphynx. Varias personas alérgicas a los gatos toleran mejor la raza Sphynx que los gatos de pelo habitual. Se sabe que la cardiomiopatía hipertrófica (HCM) perjudica a los gatos Sphynx adolescentes y de mediana edad. Esta patología se suele descubrir en el transcurso de un control sanitario anual de rutina. El veterinario escuchará un ritmo cardíaco más acelerado y a lo mejor sonidos de congestión en los pulmones.

Compartir publicación:

RAZAS DE GATOS POPULARES